En las faldas de Nahuelbuta.. muy orgulloso se alza Purén

Viejo sentimental, vuelvo a la tierra

donde crecí, a ver lo que se sabe

la calle polvorienta, un suave valle

que fresco se sumergue en lo que vivo

Salgo andar silencioso por la tarde

entro a la iglesia a ver lo que me amara

dulce reclinatorio, tierna nave

y lo que más deseara, el campanario

Es que espero encontrar en la ventana

enredada un carta y una mano

que estrechar, lo furtivo de los labios

y ese  abrazo de adiós ¡cuánto se calla!

Pasó la juventud, era graciosa

la curva de la luz en la montaña

¿qué será de mi amor?¿ dónde se halla

la mano que besara? nadie sabe.

Pero sé dónde crece  la camelia

Sé del molino que la luz trepara

 Lejano cruza el tren

Murmura el agua

Camino a mi aldea a la montaña

Tal vez  por ser  ya viejo vuelvo ahora

a sostener el río de mi infancia

el viejo Picurín el Bajo, El Lingue

la misma soledad de la nostalgia

De Purén de sus vegas y colinas

emprendo  los caminos y las fraguas

la luna cuelga de su campanario

la noria es  ojo abierto hacia la nada.

Pero Purén me sigue como un hilo

me busca cual si fuera yo una carta

que debe regresar, porque ella ha vuelto

Purén es ese ovillo de nostalgia

Purén se me quedó junto a la lluvia

los tilos ya parecen centenarios

por el Bajo Pailán voy al encuentro

de amigos de mi padre

Al otro lado del mundo

está Purén bajo el agua

Al otro lado, a la sombra

de castaños y araucarias

Purén con sus largas calles

de viento, frío y nada.

 se alarga como un jinete

se estira cuadra tras cuadra

 

Mientras espero volver a Purén,

mando esta carta

dirigida a los alambres

donde se posan los pájaros

también para que la lean

los manzanos y los lagartos

y aquellos pastos resecos

y cuántos  me den la mano

También les mando saludos

 a frutillas y avellanas

 y a los que conmigo hicieron la cimarra

 Fragmento “Romancero de Purén” del escritor  purenino PABLO  OMAR GUIÑEZ GUTIÉRREZ. Ex alumno de la Escuela Superior de Hombres Nº 44 , actual Pedro de Oña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *