LOS CÓNDORES EN LAS ALTURAS

GOZAN DE BUENA SALUD
Por Iván Contreras Rodríguez ,
artista plástico Hijo Ilustre de Purén
 Yo creo que los cóndores gozan de buena salud aunque siempre he sabido que están en peligro de extinción. tal vez porque los humanos los han perseguido toda la vida
Según el dibujo de Gay, en un pequeño corral se colocaba un animal muerto y los
cóndores bajaban a comer, y al engullir una gran cantidad de carne no podían emprender el vuelo sin la cancha necesaria para elevarse. Entonces unos campesinos los cazaban a palos convencidos que esos pájaros mataban su ganado.
Representación ajena esa para quienes viven en las tierras de Nahuelbuta en donde jamás se vio un cóndor, pues ellos vuelan a lo largo de la Cordillera de los Andes acercándose a la costa solo en el extremo norte y sur. Como tal es símbolo de esa cordillera y de sus grandes alturas a las que accede llevado por las corrientes de aire ascendentes, planeando sin mover las alas. Anida allí,en grietas o cuevas poniendo un único huevo.
En realidad los cóndores no atacan a los animales, sean guanacos, caballares o vacunos, solamente comen su carroña, la que ubican desde lo alto con su buena vista. Sus patas no les son útiles para agarrar una presa y el fuerte pico solo les sirve para desgarrar y quebrar huesos por lo que no pueden transportar su alimento y han de comerlo en el lugar guardándolo en el buche, para sí o para llevarlo a su cría.

Conocí al cóndor, a los once años, en el parque del Cerro Chumay en Traiguén, y
después cada vez que me he acercado a la Cordillera de los Andes los he visto
en vuelo y me dio gusto encontrar muchos de ellos en un viaje a Bariloche. No
todos los chilenos conocen del natural a los cóndores, Pilar, que es una
intelectual penquista, los ha visto únicamente en el escudo nacional en donde
figura como ave heráldica junto al huemul. Y al ser ambos distantes y escasos
nos parecían- siendo niños- como seres fabulosos inventados por nuestro
precursor de la pintura el inglés Carlos Wood, que lo diseñó en 1834. También
era sumamente difícil para nosotros dibujar nuestro escudo porque ambos
animales eran representados sin atisbos de estilización, lo que hubiese
facilitado esa tarea.


*********************************************
Estimado visitando. Hace algunos días  tuve el honor  de  conversar  con el profesor Iván Contreras Rodríguez, Hijo Ilustre de Purén. Nuestro artista, aparte de  sus  dones y virtudes  de artista plástico es un  relevante  escritor  de relatos que ha ido  recopilando durante su vida y  que por su extensión, estimo,  se pueden publicar en este espacio. Es una gran cantidad  Él me autorizó, publicarlos y que  iré seleccionado, especialmente los que digan relación  con Purén, sus  localidades colindantes y otros de interés  general.-

Un comentario sobre “LOS CÓNDORES EN LAS ALTURAS

  • el septiembre 2, 2016 a las 2:24 am
    Permalink

    Gracias por tu información Iván, hermosos recuerdos del parque CHUMAY en Traiguén, que ya no existe. Pero por sobre todo, agradecido por la información de "nuestro Cóndor", y resaltar eso que NO MATA animales, por pequeños que estos sean, ya que es un ave CARROÑERA, por eso su cuello desplumado, pico con gancho filoso y otras características morfológicas especiales.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *