PASTORA “INESITA” TRES VECES “MAMITA”

Una estrella. una semilla, una flor.
Una rosa blanca –   un junco moreno:
 una familia
Otras estrellas, otras semillas, otras flores.
¡Quién eres mujer?
¿Quién eres criatura de Dios?
 
La respuesta la tienen los vientos,
las lluvias, los soles,
las escarchas y las lluvias;
que recorrió  en sus  afanes por el sustento:
 por los  confines pureninos,
por polvorientos senderos de  Lomas Coloradas,
  Escuadrón ..  y  nuestras  latitudes …
Quién eres mujer?
Sí ella, la  que  caminó con su compañero
 por  59 años
por  los distintos mundos de la vida,
de la vida de las personas
en su ser corporal..
en su ser espiritual :
religioso-cristiano
¿Quién eres mujer?
La  que    bregó  sin  cansarse por el Mensaje  Divino
entregando,   fe y esperanza
a  niños, jóvenes  y ancianos
¿Quién eres mujer?
La que entregó consuelo y paz
a almas doloridas,   
 a  familias y no familias
¿Quién eres mujer?
Tía, mamita, pastora…:
a la que se dijo muchas veces:
“Vengo a conversar con usted?…:
La que escuchó  atentamente…
y sin mediar cálculos  de ningún tipo,
 ni mayores  explicaciones.. “
véngase  para acá…,a mi casa
“El  Señor es nuestro pastor, 
nada  nos faltará”, aseguraba.
 Luego,  mirada  profunda a los ojos:
   estrecha  ambas manos,
 una sonrisa, un  abrazo.. y
“ Dios le bendiga…”
¿Quién eres mujer?
La  que hacía de su casa:.
la casa de  todos…
Un  pan, un dulce,  una bebida  y algo  más
 Siempre había  un lugar para el  visitante:
Por un consejo.. por una ayuda.
¿Quién eres mujer?
La que al aderezar  los alimentos:
“Esto  se  agrega para El Señor…”
Para el Señor… que  pudiera llegar…
¡Quién eres mujer?
 Eres   lo que recuerden las personas que acompañan  
en esta despedida  corporal,
   Y que están íntimamente en su mente , 
en su corazón…
También los  que no están que  le conocieron,
 que le amaron y le  respetaron
Sé Señor  que  para  ser merecedor de la Redención, muchas  veces   se pasa por el desierto  y el dolor… como Tú Señor. Tú sabes  que hace algunas  noches   vi en tu hija mayor sufrimiento y  cansancio :Imploré,  te oré, te recé..“Si no quieres  llevarla a Ti, haz  que  no  siga sufriendo…
 Y  en  los mismos momentos  que le invitabas a Tu casa, en adoración a  tu  Cuerpo sacramentado, nuevamente  te  supliqué con los mismos sentimientos
Se acabó el combate…
ya no habrá más quejas ni quebrantos
en su,   ya frágil cuerpo.
La medicina.. la oración…, ya fueron
Ya nada es necesario… No más de esta tierra..
Visitó  su lecho el  médico que sana  toda enfermedad
Quien está siempre  con el doliente
 y nos da su Gracia..

.Ella  es .. ella fue: 
 cumplió  con su gente  más cercana:  su familia
Cumplió con  la grey que le confió su Señor
Sierva fiel, pastora eterna
La que se fue perseverantemente  ganando el cielo:
  ver al Padre eternamente..
Con el alma  entristecida  de no verle mañana.
te decimos: está bien, Señor…
.Si, le  veremos cada día:
 en sus obras
¡¿Para qué  hacernos más preguntas?
Su morada  desde ahora
es el Descanso y  la Paz.
Una  suave  y amorosa luz
irradiada por el Creador,
le cubrirá para  siempre,
 para siempre…
 Padre Eterno, Señor Jesucristo
Gracias  porque nos la diste…
Cerremos nuestros ojos,
bajemos nuestra frente.
Fijemos nuestra mirada
en el infinito…
Ya le  vemos cómo se nos va…,
Nos dan deseos de seguirle
pero como dice  la canción
“todavía no… todavía no…

Este  ser  tan  entrañablemente   querido,
tres veces mamita, se nos  ha ido
pero, también se ha quedado..,
en  y con nosotros
Un coro de ángeles le ha recibido
Complacida  de ver   la  Jerusalén Celestial,
 recuperada  todas sus  facultades  humanas:
canta…ríe…lágrimas le brotan de emoción.
Cantemos con ella
“Señor mi Dios, al contemplar los cielo
el firmamento    y las estrellas  mil 
al oír su voz de los  potentes truenos
al ver brillar el sol en su cenit
Mi corazón  se llena de emoción
Cuán  grande es Él
cuál grande Él….

Cuando el Señor, me llame a su presencia…
 
Escribió: Saudade

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *